jueves, 2 de marzo de 2017

La perspectiva del puente


6 comentarios:

  1. Este procesado más limpio, más natural me gusta más que el de las anteriores. Tal vez si el hombre que viene caminando estuviera más adelantado la composición ganaría, llenaría un poco más ese primer plano de la foto, excesivamente vacío desde mi punto de vista. De todos modos el empedrado del suelo, la sombra en la pared y el esqueleto del carrito dialogan bien. Sin olvidarnos de la figura del mendigo, inquietante como una momia. Es una escena que merece la parada para tomar la foto y el detenimiento de contemplarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta foto no gustó a mi guía, que controlaba las imágenes que tomaba. La imagen del mendigo, muy frecuentes en Fes, le desagradaba. Es una imagen con un espacio amplio en primer plano. Yo la veo y me gusta por los motivos que aduces. Muchas gracias por tu comentario. Es un lujo.

      Eliminar
  2. Ayer estuve en el trabajo todo el día en Madrid y llegue muy tarde a casa.

    Me encanta la foto. Como te dice Xuan, que de esto sabe un rato (sus fotografías, todas ellas me parecen de un nivel elevadísimo), el procesado, la foto en general es más límpia que las de las demás. Quizás no sea tanto procesado, sino que la foto es en una zona más abierta y con más luz y la foto quedo directamente más nítida. Pero es que además el contraste entre las sombras y la luz ha quedado genial, muy natural, hay a lo mejor si que hay algo de procesado, no lo se.

    Pero la composición funciona muchísimo, la mezcla del tipismo del lugar, los personajes tan curiosos, y las luces y sombras, por supuesto, el adoquinado, la sombra de las rejas en la pared de la derecha, no se, me encanta. Me parece una foto clásica al estilo de las que hacía el propio Cartier Breson en lugares parecidos (salvando las distancias con el maestro por supuesto).

    Y el carro, que se me olvidaba, auténtico total. En fin, un fotón sin duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el mendigo, no te olvides. Fue lo primero que atrajo a mi cámara además del espacio abierto ante el puente. Fez está lleno de mendigos que piden de una forma muy peculiar interpelando muchas veces a los transeúntes, o simplemente tocándolos. Mi guía dio varias limosnas a mendigos que le pidieron. También hay mujeres, yo diría que más que hombres. No sé la razón.

      Muchas gracias, viniendo de ti el elogio me sabe doblemente bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Buena escena, amigo... Me encanta el modo en que el toldo atrae nuestra atencion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No había reparado en ello pero es cierto. Para mí el centro de la escena es el mendigo o, al menos, es en lo que pensaba prioritariamente cuando disparé ante la desazón de mi guía en la medina. Gracias por tu comentario.

      Eliminar