sábado, 25 de febrero de 2017

Cuaderno de Fes 2


3 comentarios:

  1. Pues esta también me gusta, ese ruido extraño que tiene, que no se si es natural o se lo has añadido tú (yo lo hago muchas veces), pero le queda muy bien, le da un toque de foto antigua que me gusta. La cabeza de la mujer cortada en principio no debería ayudar, pero vaya, entiendo las circunstancias, y además, no estoy seguro de que en el fondo el efecto no acabe de ayudar a enfocar la mirada en el niño. En todo caso, la escena, como la anterior, es de una autenticidad alucinante. Tras tu explicación por correo me hago a la idea de los tipos de barrios por los que te has movido. Me parece un sitio realmente interesarte para ver otros tipos de vida tan distintos a los nuestros, parecidos más a lo que en España debíamos tener a lo mejor hace un siglo. Mañana me voy al Congost de Mont Rebei con una gente. He ido ya muchas veces pero es un sitio que te recomiendo, un lugar realmente espectacular.

    ResponderEliminar
  2. Eres valiente compartiendo esta foto, de haberla hecho yo no sé si me hubiera atrevido. No obstante la ausencia de la mirada de la mujer le añade cierto interés, ya que el observador se empeña en adivinarla, se pregunta por ella.

    Me parece una bonita escena y cromáticamente muy interesante con esos tonos vibrantes y complementarios, aunque el ruido, no sé si intencionado o por una deficiente exposición, emborrona el resultado desde mi punto de vista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ya he leido en tu foto anterior que disparabas sin mirar, es una técnica que yo también he practicado alguna vez. De echo, Català Roca, que era muy tímido, se hartó de hacer fotografías desde la cintura y sin mirar.
    Respecto a tu foto, me gusta y mucho, no me importa en absoluto que la mirada de la mujer esté cortada, aunque en ese caso lo sea por casualidad, el color y la mirada del niño, lo son todo para mi.

    ResponderEliminar