martes, 12 de abril de 2016

Imágenes nocturnas de mi barrio 13


6 comentarios:

  1. Muy buena, me gusta, el ròtulo iluminado es la clave, la combinación compositiva del árbol, rótulo y farola es determinante, casi que me sobra el árbol y luces de la izquierda, no digo que tal como la presentas no esté bien, pero bueno son manías de cada cual.
    Mantiene la tónica de soledades de la serie, pero esta está muy bien elaborada compositivamente, y la luz redondea el trabajo. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He pensado en cortar por la izquierda, Ramón, pero entonces la casa perdía su arquitectura completa y quedaba sesgada, sin las aguas del tejado. He optado por dejarla como está. No me desagrada.

      Muy contento con tu comentario, e igualmente cuando me das caña, algo que te agradezco profundamente.

      Eliminar
  2. Hola Joselu, pienso que el luminoso incluido en el encuadre le da un atractivo muy especial a la escena ayudando a crear una atmósfera muy interesante, e incluso diría más, creo que refuerza la soledad que transmite ya de por sí la imagen.

    En cierta manera la foto me recuerda a los grandes espacios solitarios que tantas veces hemos visto en películas americanas salpicados de tanto en tanto por un reclamo de luces de neón publicitando un motel, un bar de comida rápida o un club de mala muerte.

    Y es que si te digo la verdad, la nocturnidad, los neones y la soledad son unos ingredientes que me fascinan y la buena combinación de ellos se palpa en tu foto.

    Me gusta el formato panorámico en esta serie ya que potencia el sentimiento de soledad y de grandes espacios y quizá sería una buena idea que todas las imágenes de la serie dispusieran de él.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota de tu sugerencia del formato panorámico. Algunas fotos tomadas ya no lo son, pero observo que ciertamente en este caso favorece a la atmósfera de la imagen. Salir a eso de las ocho y media o nueve menos cuarto a captar esa luz tan especial del cielo es algo que contribuye a la atmósfera de las fotos. Pienso que en este caso es esencial la citada atmósfera que tan bien desarrollas en tu comentario. Estoy muy contento por esta foto aunque cuando la tomé no me daba cuenta de su oportunidad.

      Un abrazo, Minimal.

      Eliminar
  3. Los carteles de neón son ya un referente clásico en la fotografía y de por si nos trasladan al cine negro, a la soledad de los moteles, a los relatos de Carver, a una parte importante del imaginario colectivo del siglo XX. Además está ese momento clave previo a la caída definitiva de la noche, ese momento en que unos locales cierran y otros abren como el que abre un mundo del otro lado, ese lado algo salvaje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto, XuanRata, es que el motivo que fotografié no era nada interesante en sí mismo. Es la foto y su capacidad de transformar la realidad la que opera esa magia de convertir lo anodino en algo que comunica con el cine negro y los relatos de Carver, como has expuesto. Eso me hace sentir satisfecho pues cuando hice la foto, como nos pasa a todos, dependemos de una buena dosis de azar para lograr congruente.

      Un abrazo.

      Eliminar