martes, 31 de enero de 2017

Berlín 2017 (4)


9 comentarios:

  1. Después de tu comentario en mi blog, quiero corresponder con el mio en este tu lugar de expresión.
    Me gusta la idea de esas diagonales que forman las ventanas de los edificióos sin embargo tal vez hubiese ganado en interés si tan solo hubieses utilizado uno de los tres edificios que has retratado.
    Por otra parte nunca muestras ningún objeto (ventanas en este caso) cortadas o a medio enseñar.
    En cuanto al cartel de la parte izquierda (deduzco que es un cilindro) si te dás cuenta te ha quedado totalmente plano con lo cual es un detalle que recorta de plano los edificios del fondo creando una extraña superposición.
    El color es acertado pero mejorara el total de la foto si hubieses recortado para mostrar tan solo una hilera de ventanas sin nada más.
    Espero haberte ayudado con el comentario. Esa es la finalidad única. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luis, por tu crítica constructiva. De hecho, he aprendido mucho más de las críticas que de los elogios. Tomo nota de tus consideraciones sobre la foto. La que más me convence es la de haber cortado las ventanas, pero no sé si desde la perspectiva en que estaba para conseguir el efecto que buscaba, era posible no cortarlas.

      Aquí estamos para aprender, Luis, prefiero un blog en que se planteen consideraciones críticas que uno en que las alabanzas sean unánimes. No cambiamos elogios por elogios. No. Por eso, caña, Luis, caña, recuperamos el contacto que tuvimos en otro tiempo tras el cual he estado desaparecido.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Vaya contraste, como la noche y el día, el frío y el calor.

    Me gusta el resultado Joselu, me interesa visualmente y me sugiere.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está mal que lo diga, pero a mí también me gusta. Le mostré a mi hija de diecisiete años diversas fotos para que me dijera cuáles le gustaban más, y eligió esta junto a otra. Hay imágenes que al poco tiempo me terminan desagradando, soy muy maniático en esto. Pero esta, como dices, me interesa y me sugiere.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. A mi tampoco me dice demasiado la foto, aunque hoy tengo un día extremadamente negativo y tiendo a verlo todo mal. Llevo un par de semanas en los que un compañero de trabajo (con el que como cada) me está agobiando y de que manera con un tema, por lo demás, absolutamente trivial. El tío es muy cinéfilo y hasta que no consiguió que fuese a ver una película que a el le ha encantado no ha parado. Como no, la omnipresente La La Land de los cojones. A mí no me gustan nada los musicales (creo que en esto no coincido contigo) y ya le dije que no me iba a gustar. Aun así fui y encima con mi mujer a la que tampoco le gustan los musicales. Y ahora que he ido, como la película no me ha aportado absolutamente nada (si quitamos la música y la actuación de la actriz que es buena, lo demás me ha parecido de película de serie B), el tío ha entrado ha cuchillo a machacarme. Entre eso y que en el trabajo estoy también muy, muy desmotivado, la verdad es que no paso por mi mejor semana.

    La foto lo que te dice Luís, estas fotos de arquitectura son muy difiles, acabas cortando algo siempre, los objetivos que tenemos nosotros no dan la calidad suficiente para ellas y además luego se tiene se tiene que hacer un proceso importante de corrección de distorsiones que yo no domino y supongo que tu tampoco.

    Por lo demás, entiendo que tu interés por la foto es simbólico, por lo que representa el cartel (que no se si será el musical que querías ver), por la estética de los edificios que supongo que será muy rollo Berlín. No lo se, a mi no me llega ese mensaje creo, porque simplemente no es mi ciudad.

    Curiosa la coincidencia del tema de los ojos tapados del cartel en paralelismo con la foto de tu hija.

    Un abrazo Joselu. Por cierto, creo que Praga me gustaría mucho más Estocolmo. Las ciudades nórdicas, por lo que he visto en fotos, son muy frías, je, je, en todo los sentidos. Pero vaya, motivos fotográficos hay en todos lados sobretodo si está fuera de tu ámbito de acción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto La La Land y me gustó pero no mucho más que otras que he visto recientemente como La llegada, Silencio, Paterson, Lion, Tren a Busan... Creo que es un lugar común decir que ya no hay buen cine. Yo suelo ser bastante selectivo con las películas y casi siempre encuentro algo de interés en cartelera. Vamos todas las semanas. Pero te equivocas sobre que me gusten los musicales o, por lo menos, no especialmente. La la land está bien pero puedo entender que no te guste. No tiene mayor importancia.

      En cuanto a la foto, a mí me gusta, pero como dice después Ramón es difícil transmitir lo que uno le ha llevado a hacerla o la emoción que hay detrás. Tras la lectura de críticas negativas respecto a ella he de concluir que no es lo que yo pensaba. La he puesto porque -me gusta- pero la ha elegido mi hija Lucía entre otras. A ella le encantaba. En fin, no tiene mayor importancia.

      Yo también preferiría Praga. Lo intentaré en otra ocasión. Estocolmo. Suena bien. Cuatro días en Estocolmo. He de empezar a hacerme a la idea. Los suecos son buenos en el género negro. Veremos por qué.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Desde un tiempo a esta parte, me pasa con el color, lo que les pasa a los perros cuando huelen hamburguesa. O sea, que de entrada me excita el sentido visual, luego observo mas y me quedo tibio.
    El análisis que hace Luís, en mi opinión, lo hace bajo la perspectiva de foto de arquitectura, y sus argumentos son escolásticamente correctos, pero creo que es un error, es básicamente una fotografía callejera y bajo esta perspectiva la leo. Bajo mi punto de vista, hay dos cosas que bajan puntos a la foto, una el edifico gris, otra el cielo también gris, aunque en general no me desagrada, creo posible haber realizado otro en cuadre.
    Una cosa que me ha costado darme cuenta, y creo que en general nos pasa o ha pasado a todos, es que nuestra foto tiene casi siempre una carga emocional, que es imposible transmitir, quienes la observan solo ven lo que ven y/o lo que les puede sugerir.

    ¿Te imaginas la misma foto, pero que apareciera en la parte inferior, por ejemplo, la cabeza de un señor con sombrero? Ya no veríamos ni cielos y edificios grises, ni ventanas cortadas, ni planos superpuestos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco tu análisis detallado de la foto y tus consideraciones. Está claro que la has mirado bien. Es una lástima que no hiciera más encuadres como pruebas para poder seleccionar. Me cuesta ver que no esté mal porque a mí me gusta, pero puede ser porque mi emoción al hacerla o recordar Berlín me lleva a dotarla de significado, y los demás, vosotros, veis lo que veis. Y no hay más. Está claro que quise hacer una foto geométrica con planos cortados en que se contrapusiera la grisura y uniformidad de los edificios con la fuerza del color y de la imaginación que expresa la mujer del cartel. Es una especie de metáfora de Berlín, una ciudad, aparentemente gris y burocrática pero que tiene un potencial creativo y artístico subterráneo muy importante. Esta era mi intención pero puede que, evidentemente, no se perciba. Al fin y al cabo son edificios cortados sobre los que se superpone un cartel en una marquesina.

      El caso es que a mí me sigue gustando, aunque entienda y agradezca las objeciones planteadas.

      Así es la fotografía. A veces ha colgado fotos que para mí no destacaban especialmente y que han recibido comentarios sumamente elogiosos. Desde luego prefiero esta disintonía que la que veo en blogs en que los comentarios laudatorios sobre las fotos son unánimes. Aprendo mucho con este intercambio de perspectivas.

      Eliminar
  5. Una imagen muy bella... Me encanta su gama de colores y como has compuesto la imagen

    Saludos

    ResponderEliminar