miércoles, 4 de mayo de 2016

Delirios nocturnos 8


6 comentarios:

  1. Ese hermoso sol de medianoche añade una nota esperanzadora ante la silueta sombría de los edificios que se perfilan bajo ese inmenso azul crepuscular.

    Un abrazo Joselu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has definido certeramente los elementos que componen la imagen. Un amigo comentarista ha dado en llamar a ese sol giralunas y me ha gustado. Explico a Ramon cómo hice la foto. Supuso unos minutos de cierta tensión, pero necesitaba hacerla. ¿Una lucha entre esperanza y la sombra de los edificios? No sé. Hoy es el aniversario del nacimiento de Sigmund Freud (6 de mayo de 1856). No sé si son muy relevantes sus interpretaciones de los sueños, yo pienso que no, pero abrió un territorio que me resulta muy apetecible. Algo que me pasa muy a menudo es que a través de escritos, dibujos, fotos, se me revela el inconsciente de un modo muy intenso. Esta imagen tiene algo de eso, pero no sé muy bien qué, y hacer una interpretación ahora sería muy arriesgado. Pero más tiendo a pensar que esos edificios me representan a mí, especialmente el de la derecha. El otro fue inevitable. Pero no sé muy bien cómo interpretarlo. Pero llegué incluso a soñar con esa perspectiva.

      Un abrazo, Minimal.

      Eliminar
  2. La estrella ve perpleja tus delirios nocturnos, no entiende que estando ella allí, fabriques una artificial, como un sol particular del barrio. Tu encuadre capta unas plantas que aparecen en escena, no estoy seguro si yo las hubiera incluido, pero tu lo has hecho, no se si para compensar la frialdad de estos edificios con un negro rotundo. El azul, hermoso, como en todos tus delirios.
    Destaca la parte inferior derecha, de la que inmediatamente piensas, mejor no estuviera, pero miro la planta y esta esquina y toma sentido su presencia. De entrada, me ha costado entrar en la imagen, pero cuanto más la observo, tengo la sensación de que quieres sugerir algo que no se discernir, y simplemente me paseo por detalles, puede que insignificantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para hacer esta foto, hube de entrar en la ronda de Dalt a las nueve y media de la noche con un tráfico muy intenso. Planté el trípode y me dediqué a hacer encuadres. No es algo que sea muy recomendable, ciertamente, pero cuando subo por esa entrada con mi coche para ir al trabajo, me encuentro con esa perspectiva de los edificios surgiendo de la vegetación que protege la ronda y no sé por qué me absorbía un día y otro día cuando pasaba. Me dije tengo que hacer esa foto. Los elementos que la componen son estos. El resto que aparece a la derecha es el protector de la ronda. Hice pruebas en que aparecía más visiblemente, pero me decidí por esta en que es un pequeño detalle. No puedo dar un significado concreto, y ello sería contra la propia fuerza telúrica que para mí tiene la foto. Solo que también cuanto más la miro, más me atrae, y que solo proviene de esa fascinación que siento hacia esos edificios cuyas ventanas están parcialmente iluminadas. Tiene algo, a mi juicio, me alegro de que tú también percibas ese algo, aunque no sepas descifrarlo.

      Eliminar
  3. Esas farolas convertidas en girasoles sin sol (giralunas dijo alguien) despiertan en mi una rara ternura. ¿Como vería Van Gogh una escena como esta?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, es una imagen que me atrae, la veo enigmática, sin un sentido nítido pero sí subyacente. Muchas gracias por tu comentario. Es un lujo tenerte por aquí.

      Eliminar