jueves, 18 de septiembre de 2014

Última juventud del mundo


Para comentar esta foto busqué libros de poesía, y el primero que llegó a mis manos -no por azar- fue uno de Blas de Otero. Copio algunos de sus versos: 

Entonces, y además cuando da miedo
ser hombre, y estar solo es estar solo,
nada más que estar solo, sorprenderse
de ser hombre, ajenarse: ahogarse solo. 

Ángel fieramente humano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada